¿TENGO ROSACEA?

La rosácea es una condición de la piel con 2 alteraciones principales:
1. Alteración vascular, que determina episodios de enrojecimiento (flushing), eritema persistente o cuperosis y aparición de teleangiectasias.
2. Componente inflamatorio: que ocurre en forma de brotes, con aparición de granitos y lesiones inflamatorias.
Estas lesiones se distribuyen sobre todo, a nivel centrofacial (nariz, mejillas, barbilla y frente).
Además la piel aparece mucho más sensible y reactiva, no tolerando muchos cosméticos y precisando productos específicos.

Hautprobleme
Aparece sobre todo en mujeres, a partir de los 30 años, aunque puede aparecer a cualquier edad. Su causa es desconocida, aunque si se conocen diferentes factores relacionados con la aparición de brotes y progresión del eritema.
El tratamiento va encaminado a controlar el componente inflamatorio, disminuir la frecuencia de brotes y mejorar el eritema y la teleangiectasias persistentes.
Conocer los factores desencadenantes, puede disminuir la aparición de brotes y la progresión del eritema. Los más frecuentes son:
– Cambios de temperatura bruscos, exposición al calor o frio intensos.
– Exposición solar.
– Comidas y bebidas calientes, picantes o bebidas alcohólicas.
– Estrés o ansiedad.
El resto del tratamiento viene determinado por el tipo de lesiones con que se manifiesta la rosácea.
Las lesiones inflamatorias se tratan con antibióticos tópicos u orales en función de su gravedad, que en la mayoría de los casos consiguen muy buen control del brote. Los casos más graves o resistentes pueden precisar isotretinoina oral ( Roacutan) a bajas dosis, durante un tiempo prolongado. Este fármaco, no tiene un efecto curativo sobre la rosácea, como lo tiene sobre el acné, pero consigue una mejoría de manera más prolongada en muchos casos.
El eritema, se puede tratar con fármacos tópicos, que producen un efecto vasoconstrictor, temporal, con una duración de 8 horas aproximadamente tras su aplicación, sin embargo muchas pieles no los toleran porque son algo irritantes.
El láser de colorante pulsado, creado específicamente para el tratamiento de lesiones vasculares, junto con la luz pulsada intensa (IPL) consiguen mejorar de manera espectacular el eritema de la piel y las venitas.

PROPOSITOS DE AÑO NUEVO

Empieza el año, y como es común, lo empezamos llenos de propósitos. Dejar de fumar, ir al gimnasio, apuntarse a clase de idiomas…  ¿Y,  porque no hacer algo por mejorar nuestra imagen?

  1. ¿TE CUIDAS LA CARA?

Si no lo haces es el momento de empezar. Una piel limpia, hidratada y tratada con cosméticos específicos puede mejorar el aspecto en unos meses. Es importante ser constante, pero en el momento que se coge el hábito es algo rutinario y agradable de realizar. Limpia la piel por la mañana y por la noche, aplica protector solar mínimo SPF 30 por la mañana  y, por la noche, una crema con un principio activo antiedad adaptado a tu tipo de piel.

  1. ¿Y SI ME HAGO UN PEELING?

La realización de 2-4 peeling superficiales ayuda a mejorar el aspecto de la piel, además de tratar problemas específicos como acné, seborrea y pequeñas manchitas… Es un tratamiento muy sencillo que se realiza en consulta, generalmente con intervalo de 1  mes entre ellos. Los días posteriores aparece un pelado superficial, bien tolerado.

beauty

  1. ¡QUIERO QUITARME LAS MANCHAS!

Los léntigos o manchas solares, que aparecen por daño solar acumulado, se pueden eliminar fácilmente con láser o luz pulsada. Estos tratamientos  consiguen eliminar la mayoría de las manchas, dejando la piel con un aspecto más uniforme. Las personas con pocos léntigos y sin exceso de daño solar se benefician del tratamiento con láser que en una sesión elimina las manchas en su mayoría. En cambio, si los léntigos son muy numerosos, y se acompañan de un fotodaño intenso, con aparición de venitas  y aspecto moteado de la piel, los mejores resultados se consiguen con luz pulsada. Ambos tratamiento se realizan en consulta y tras ello las lesiones aparecen oscurecidas hasta su desaparición.

  1. ¡ME NOTO LA PIEL APAGADA!

Son pieles que, sin presentar un problema en concreto, han perdido su buen aspecto. En estos casos la mesoterápia con vitaminas,  ácido hialurónico o el plasma rico en plaquetas proporcionan buenos resultados aportando hidratación, luminosidad y mejorando el aspecto.

Todos estos son tratamientos sencillos, que no necesitan un tiempo de recuperación, pudiendo uno retomar su rutina en el momento.

¿Te animas?

Era un lunar y ahora es una verruga

Esta es una queja que oímos de manera repetida en la consulta. Los nevus o lunares son el tumor cutáneo más frecuente y un motivo habitual de consulta. Con el tiempo, muchos nevus, evolucionan y adquieren un aspecto sobreelevado, muchas veces acompañados de pérdida de coloración. Este es un cambio muy frecuente sobre todo en aquellos localizados en la cara.

Nevus nariz

¿Se deben eliminar estas lesiones?

En la mayoría de los casos, estos cambios son benignos y se corresponden con la evolución natural de la lesión, por lo tanto no es necesaria su eliminación.

¿Se pueden eliminar estas lesiones?

El aspecto estético es lo que lleva a consultar a la mayoría de las personas. La mayoría de las lesiones se pueden eliminar de una manera sencilla. El tipo de lesión, la localización y su tamaño es lo que determina la técnica a realizar.

CUIDADOS DE LA PIEL ANTE EL FRIO

Durante el invierno, nuestra piel se expone de manera repetida a bajas temperaturas, lo que causa sequedad y frecuente irritación. Las zonas más expuestas, como los labios y las manos, muchas veces son las que más sufren estos efectos. Unos cuidados correctos pueden minimizar la sequedad y conseguir evitar problemas molestos como.

Snow-capped peaks of the Italian Alps

1. Hidrata las manos varias veces al día, sobre todo después de cada lavado.

2. Se debe evitar el agua caliente, los lavados de manos demasiado frecuentes o el uso de jabones agresivos. Es importante secar bien las manos cada vez que se lavan.

Woman hands with perfect manicure applying moisturizer cream
3. Proteger las manos del frio. El uso habitual de guantes también contribuye a evitar la sequedad.

4. De igual manera los labios deben hidratarse varias veces al día con un bálsamo labial adecuado.

5. Se debe evitar mordisquearlos y chuparlos, acto que de manera refleja se produce muchas veces ante la sequedad.

6. Se pueden utilizar humidificadores en casa para compensar el ambiente seco que produce el uso de la calefacción.

7. Aunque el resto del cuerpo no se encuentra tan expuesto, es importante seguir aplicando crema hidratante tras la ducha a diario.

8. No debemos olvidar protegernos del sol, sobre todo en la montaña o en la nieve, donde la radiación solar es mayor.

DERMATIS ATOPICA: BROTES, CORTICOIDES Y MIEDO

La dermatitis atópica se caracteriza por su curso con brotes recurrentes de eccemas. Como vimos previamente, con unos cuidados adecuados, los brotes se pueden prevenir y minimizar en cierta medida, pero a lo largo del tiempo aparecerán ocasionalmente y hay que realizar un tratamiento, no bastando con las medidas de cuidado.
tête de bébé tenu par des mains

El tratamiento de los eccemas se realiza, de manera principal, con corticoides tópicos. Es muy frecuente encontrar en la consulta padres con miedo al uso de cremas de corticoides, lo que se conoce como corticofobia, que ponen objeción a utilizar este tratamiento.

Entonces ¿Debemos tratar los brotes de dermatitis atópica con cremas de corticoides?

  1. Los corticoides tópicos son antiinflamatorios muy eficaces y el pilar fundamental en el tratamiento del brote de dermatitis atópica. Aplicados de manera correcta, con la formulación adecuada y al inicio del brote, en la mayoría de los casos consiguen controlarlo.
  2. El retraso en el uso del corticoide tópico por miedo, o muchas veces por pensar que con la emoliente será suficiente, da ventaja al brote de eccema que sigue extendiéndose llegando muchas veces a precisar un tratamiento sistémico.
  3. Existen muchos corticoides tópicos en el mercado, con una mínima absorción sistémica, que realizan su acción en el lugar de la aplicación, siendo por ello muy seguros. Otros efectos adversos locales de los corticoides, como la atrofia cutánea, también se ven minimizados en los corticoides que actualmente se prescriben. La mayoría de efectos adversos que aparecen en relación con el uso de corticoides tópicos ocurren cuando se usan de forma inadecuada y sin supervisión médica.
  4. Otras opciones de tratamiento tópico, como son el pimecrolimus y el tacrolimus, son muy útiles en determinadas situaciones, como los eccemas leves, de áreas faciales, pliegues o zonas de piel fina, pero en mucha ocasiones se quedan cortos y tenemos que recurrir a las cremas de corticoides.

Por todo ello, las cremas de corticoides son muy eficaces y seguras para el tratamiento de la dermatitis atópica, empleándose de manera correcta, tal como le ha indicado su especialista.

DERMATITIS ATOPICA: CUIDADOS PARA PREVENIR EL BROTE

La dermatitis atópica es una alteración de la piel que afecta sobre todo a niños y adolescentes. Cursa en forma de brotes con aparición de eccemas que provocan picor, enrojecimiento y descamación en la piel. Con unos cuidados específicos se puede prevenir, en cierta medida, la aparición de estos brotes y minimizar la extensión de estos.

Bath

• El baño: ¿Puedo bañar a mi hijo a diario? ¿Es mejor baño o ducha? Son las preguntas más repetidas en la consulta. Se puede realizar a diario y no es tanta la importancia de realizar baño o ducha, sino que sea breve, con agua templada y con productos adecuados a la sensibilidad de esa piel (syndets o jabones sin detergentes). El secado debe ser suave, sin frotar.

Hidratar, hidratar, hidratar: El momento ideal es tras el baño, aunque en función de la sequedad de la piel puede precisarse más de una vez al día. La crema utilizada también deben ser adaptada a pieles atópicas, libre de perfumes, componentes alergénicos y alcohol.

• Es recomendable llevar las uñas limpias y cortas, para evitar lesiones de rascado.

• Se deben evitar, en la medida de lo posible, los ambientes secos, el exceso de calor y el abuso de calefacción y aire acondicionado. El uso de humidificadores en casa puede ayudar a minimizar estos factores.

• La ropa es preferible que sea de algodón, para facilitar la transpiración, ya que el sudor es un factor irritante. También es importante realizar un correcto aclarado de esta tras su lavado para evitar restos de detergentes y suavizantes que provoquen irritación en la piel. Si hay lesiones en los pies, se recomienda el uso de un calzado que transpire.

• Generalmente no hay ningún alimento contraindicado en la mayoría de los pacientes. Si se percibe empeoramiento tras ingerir alguno debe consultarlo con su dermatólogo para descartar una alergia alimentaria. Los alimentos más alergénicos son el huevo, la leche, los frutos secos, la soja, el trigo y el marisco.

Ante el brote es importante consultar a su dermatólogo para instaurar tratamiento de manera temprana para evitar su extensión.

TRATAMIENTOS DE RESCATE TRAS EL VERANO

A la vuelta del verano podemos notar las huellas de este en nuestra piel. Es frecuente la aparición de nuevas manchas, así como la deshidratación o la aparición de una piel de aspecto menos uniforme y radiante. Con una vuelta a la rutina de cuidados básicos y algún tratamiento específico podemos conseguir que la piel recupere su aspecto.

woman

Vitamina C: Ya hablamos de ella como la estrella de los antioxidantes tópicos . Además tiene acción iluminadora y despigmentante. Es ideal usarla en combinación con el protector solar para potenciar sus efectos. La textura y la formulación deben ser adaptadas al tipo de piel. Las que más me gustan, concentradas, ideales para recuperar la piel: en serum Cosmeclinik Basico Mature Serum y C-Vit liposomal serum, en ampollas Photo-Age ampollas de Matiderm y Endocare 1second C20 de IFC.

Peeling: Es el momento de realizar un peeling médico para mejorar el aspecto y la textura de casi cualquier tipo de piel. Si con el protector solar han salido granitos o la piel presenta un aspecto más graso, un peeling de ácido salicílico puede solucionar el problema. Un peeling despigmentante acompañado de un tratamiento domiciliario mejora mucho el melasma que ha aparecido o empeorado durante el verano. Para simplemente mejorar el aspecto de la piel podemos realizar un peeling de ácido glicólico.

IPL (luz pulsada intensa): La luz pulsada mejora mucho el daño solar sufrido que se manifiesta principalmente con la aparición de léntigos o manchas solares. Además de eliminar estas manchas, tras el tratamiento la piel se aprecia mucho más luminosa, uniforme y tersa. La cuperosis, rosácea y las teleangiectasias, que también empeoran con la exposición solar, también se benefician del tratamiento con IPL.

Mesoterapia: La mesoterapia facial, con ácido hialurónico, solo o en combinación de vitaminas, aporta luminosidad e hidratación mejorando la apariencia de las pieles apagadas.

Estos tratamientos básicos y sencillos, realizados según las necesidades de nuestra piel, nos ayudaran a recuperar la luminosidad y a preparar nuestra piel para los próximos meses.

FOTOPROTECCION: FILTROS FISICOS, QUIMICOS Y BIOLOGICOS

¿Cuál es la diferencia entre un filtro químico y uno físico? ¿Cuál tengo que usar? ¿Qué son los filtros biológicos?

Estas son preguntas que se repiten de manera frecuente en la consulta y, que de un modo sencillo, voy a tratar de explicar.

Piece of wood on a beach

FILTROS FISICOS, QUIMICOS y BIOLOGICOS

Los filtros físicos están compuestos por partículas sólidas, cuyo mecanismo de acción es la reflexión de la luz. Por tanto, cubren un espectro de radiación muy alto (frecuentemente UVB y UVA) y son muy fotoestables  ( tardan más en degradarse por el calor). No presentan riesgos toxicológicos ni de alergias, sin embargo su cosmética, suele ser peor que la de un filtro químico siendo frecuente que dejen un rastro blanquecino. Esto se minimiza con las nuevas formas de formulación de los filtros físicos en la que las partículas se micronizan o se presentan nanosomadas. Entre sus componentes generalmente se encuentran el dióxido de titanio y el óxido de zinc.

Los filtros físicos se recomiendan en las siguientes situaciones:

–          Niños.

–          Pieles alérgicas y reactivas.

–          Dermatitis.

–          Intolerancia a los filtros químicos.

–          Pieles lesionadas o, en presencia de cicatrices, eritema o post tratamientos dermatológicos (láser o peelings) donde hay riesgo de absorción del filtro.

Los filtros químicos están compuestos por sustancias de origen químico hidro o liposolubles con capacidad de absorber la luz. Cubren un espectro más estrecho, por lo que frecuentemente en sus fórmulas se encuentras asociaciones de filtros y tienen una fotoestabilidad más baja (se degradan antes), lo que hace que sea más necesario renovar la aplicación del producto. Sin embargo suelen ser productos más agradables y cosméticos para su aplicación.

La mayoría de los fotoprotectores usan combinaciones de ambos tipos, físicos y químicos, para asegurar una amplia cobertura del espectro de radiación.

Los filtros biológicos son sustancias antioxidantes. Su función es evitar la formación de radicales libres. Por si solos no protegen de las radiaciones solares, pero asociados a fotoprotectores ayudan a prevenir el daño causado por la radiación solar. Los más utilizados son las vitaminas A, C y E, junto con el zinc, magnesio y los flavonoides.

La combinación de filtros UVA/UVB junto con antioxidantes da lugar a preparados de amplio espectro. Por tanto, a excepción de las situaciones como las anteriormente citadas, este sería el protector solar de elección, porque nos asegura una amplio rango de protección junto con propiedades antioxidantes.

CREMAS, GELES, GEL-CREMA, LOCIONES, SPRAYS…

Cada vez son más las formas cosméticas en las que se presentan los protectores solares en función de su preparación en diversos excipientes. Cada una de ellas tiene unas particularidades e indicaciones específicas para hacer más agradable y en consecuencia útil la aplicación del producto.

Gel-crema, gel, emulsión matificantes: Son productos pensados para pieles grasas o con tendencia acnéica, muchos de ellos con propiedades matificantes o antiseborreicas.

Crema: Pensados para pieles secas ya que aportan una mayor hidratación.

Lociones o leches: Para zonas amplias corporales para facilitar su extensión.

Sprays: Para facilitar su aplicación en zonas pilosas.

Sticks: Para proteger cicatrices o asegurar mayor cobertura en zonas concretas.

De nuestra elección correcta del fotoprotector en lo referente a sus propiedades se basará su eficacia, pero para medir la eficacia real, también debemos escoger la textura adecuada a nuestra piel, porque solo así resultará agradable la aplicación, con lo que realizaremos esta de manera correcta y repetida.

PROTECTORES SOLARES ¿COMO SE LEE LA ETIQUETA?

El sol emite diferentes tipos de radiaciones que alcanzan la piel y producen efectos sobre ella. Las principales son los rayos ultravioleta (UV) y los infrarrojos (IR). Los UVB penetran poco en la piel y son responsables del enrojecimiento, quemadura solar y cáncer cutáneo no melanoma. Los UVA, que penetran más profundamente, son los que ocasionan el moreno, el fotoenvejecimiento, se relacionan con el desarrollo de melanoma y la aparición de reacciones alérgicas. Los IR producen un efecto calórico y potencian los efectos de los UVB y UVA.

Sun with creme on the shoulder of a woman

Los protectores solares son productos que aplicados sobre la piel minimizan los efectos de estas radiaciones, en consecuencia:
– Previenen la quemadura solar.
– Previenen el fotoenvejecimiento.
– Reducen el riesgo de cáncer cutáneo.
– Reducen las reacciones y erupciones solares.

¿COMO SE LEE LA ETIQUETA DEL PROTECTOR SOLAR?

El protector solar en su envase, según la Recomendación de la Comisión Europea, debe contener información referente al producto, el grado de protección que ofrece y su correcto modo de aplicación.

Factor de protección solar (FPS): Se expresa con un valor numérico e indica la protección frente a los UVB. El método que se utiliza para medirla compara la exposición necesaria para producir eritema en una piel protegida frente a una no protegida. Dependiendo la protección frente a los UVB, los protectores se clasifican en protección baja (FPS 6-12), media (FPS 15-25), alta (FPS 30-50), y muy alta (FPS 50+). Este información también debe aparecer en el envase.

El distintivo UVA, cuando aparece en el envase, hace referencia a la protección frente esta radiación. No hay un método de valoración oficial para medir la protección UVA, aunque si varias formas de evaluación estandarizadas. Generalmente se usan métodos in vitro que miden la capacidad de producir una pigmentación duradera.

IR: Indica la protección frente a la radiación infrarroja. No existen métodos oficiales para evaluar la protección a los rayos IR.

Water resistant: Indica resistencia tras un baño de 40 minutos.
Waterproof: Indica resistencia tras un baño ce 80 minutos.
Aun así se recomienda siempre reaplicar el fotoprotector tras el baño, la sudoración y cada 2 horas.

Los envases además deben contener información acerca del modo de empleo, la frecuencia de aplicación y las particularidades del producto si las hubiera.

Es importante conocer esta información para saber el espectro de radiación que cubre nuestro protector solar, como y en que cantidad lo debemos aplicar y conseguir así la protección que este nos asegura.

TOXINA BOTULINICA: DESMONTANDO MITOS

El tratamiento de las arrugas de expresión con toxina botulínica es uno de los procedimientos estéticos más realizados y el que presenta mejor relación beneficio/riesgo. Sin embargo, una parte importante de los pacientes que acuden a la consulta sienten un rechazo inicial por este tipo de tratamiento, debido al mal uso o abuso en muchas ocasiones realizado y ampliamente conocido.

Imagen

¿QUE ES LA TOXINA BOTULINICA?                         

La toxina botulínica, es una neurotoxina producida por la bacteria Clostridium botulinum. La inyección local provoca una quimiodenervación temporal con pérdida de actividad en la diana, en este caso la musculatura facial. Las diferentes marcas comerciales, aprobadas en España para uso estético, son Vistabel, Azzalure y Bocouture.

Su uso comenzó en los años 80 para el tratamiento del blefaroespasmo, espasmo hemifacial y estrabismo. La Dra Carrunthers, oftalmóloga canadiense, fue la primera en observar como sus pacientes tratados de blefaroespasmo mejoraban las arrugas de la región periocular. Al parecer una paciente acudió enfadada a la consulta porque su frente no había sido tratada, “pero usted no presenta el espasmo en la frente”, le respondió la doctora, “pero si usted me trata la frente, mis arrugas se irán” respondió la paciente.

La toxina botulínica se emplea fundamentalmente para tratar las arrugas de expresión del tercio superior facial. Estas son arrugas dinámicas que se producen por el movimiento continuo y repetitivo de la musculatura facial. Las áreas donde se producen estas arrugas y que más se benefician del tratamiento son el entrecejo, la región periocular y la región frontal.

PREGUNTAS Y MIEDOS FRECUENTES EN LA CONSULTA:

Doctor, yo no quiero que me inyecte una toxina=veneno: El efecto que produce la toxina es temporal, las terminaciones nerviosas afectadas por ella en unos meses recuperan su normalidad y en ningún caso se ha demostrado la presencia de atrofia. Las dosis que se inyectan para el tratamiento de las arrugas de expresión generalmente oscilan entre 25 y 50 Unidades muy lejos de las dosis tóxicas para humanos ( 2500-300 unidades), con lo cual el margen terapéutico y la seguridad son muy amplios.

Yo no quiero Botox, porque no quiero tener la cara paralizada: El efecto paralizado o congelado se debe a un exceso de toxina botulínica. Aunque algunos pacientes buscan este efecto, en mi opinión no es el más estético. Las dosis adecuadas consiguen relajar la expresión, sin paralizar o bloquear. Ciertos grupos musculas, como los del entrecejo, si son susceptibles de ser bloqueados sin que esto produzca un aspecto de congelado y si una mejoría muy agradable en la expresión y en la mirada.

Yo no quiero Botox, no quiero las cejas disparadas: Este efecto es debido a una mala técnica de inyección en la región frontal. Con la técnica adecuada a la forma de ceja del paciente y diferenciando el tratamiento entre hombres y mujeres, se consiguen resultados naturales, sin cejas de aspecto artificial.

Soy muy joven para pincharme Botox: La toxina botulínica, además de relajar y atenuar la presencia de arrugas ya instaladas, previene la formación de estas sobre todo en aquellos pacientes con un exceso de mímica facial con más tendencia a desarrollar arrugas de expresión.

Yo no quiero Botox, porque no quiero tener la cara hinchada: Muchos pacientes confunden la toxina botulínica con el ácido hialurónico y otras sustancias de relleno. La toxina botulínica actúa sobre la musculatura y en consecuencia sobre las arrugas de expresión, no produce efecto volumen ni rellena arrugas.

Doctor, pero no se saben los efectos a la larga de estas inyecciones: Como hemos dicho, desde los años 80 se utiliza en distintos usos terapéuticos, incluso en patología en la infancia. Su efecto es siempre temporal, con un rango de seguridad muy alto y una experiencia muy amplia en diversas indicaciones, no solo la estética.

En mi opinión, es uno de los tratamientos que mejores resultados produce cuando la técnica se realiza de manera correcta. Si a esto añadimos la seguridad y la amplia experiencia, podemos decir que la toxina botulínica es uno de los tratamientos estrella de la dermatología estética.